Historia de los scouts

La historia de los scouts empezó hace más de un siglo, cien años en que el movimiento scout llegó a convertirse en la mayor agrupación de voluntarios de la historia, y lo mejor es que está lejos de desaparecer.

El movimiento scout nació originalmente para combatir la delincuencia, y como una forma de promover el desarrollo físico, espiritual y mental de los jóvenes, hace de la naturaleza un lugar de diversión, educación y compañerismo, enseña a sus miembros a ser parte activa de sus comunidades y también a entender la importancia del medio ambiente, de la conservación y respeto por la naturaleza.

Ya lo decía el creador de este movimiento, el inglés Robert Baden-Powell, cuando propuso la Ley Scout, cuyo número siete dice ‘A Scout is a friend to animals’ que en español significa, ‘Un scout es amigo de los animales’.

niños pertenecientes al movimiento scout

El ser ciudadanos activos implica atender a las necesidades de las comunidades a las cuales pertenecemos, ya sea a nivel de barrio, ciudad o país.

Es importante entender esto para comprender la real importancia e impacto positivo de los movimientos scout dentro de las comunidades, el escultismo les enseña a los chicos a obrar pensando en hacer lo correcto, les enseña que sus acciones impactan en la comunidad y están destinadas a todos.

Es común ver asociaciones de scout que ayudan a la construcción de viviendas, a alimentar personas en situación de calle, a crear grupos de orientación anti drogas, a realizar campañas en beneficios de hospitales, etc.

Hoy en día se estima que existen más de 40 millones de scouts alrededor de todo el planeta, y más de 500 millones de personas lo han sido en algún momento. Muchos profesionales reconocidos o con cargos elevados han dicho que pertenecer al movimiento scout marcó y cambió sus vidas.

excursión scout

El creador del escultismo, Robert Baden-Powell

Robert Stephenson Smith Baden Powell nació en Londres, hijo de un reverendo, quien murió cuando él tenía apenas 3 años, dejando a su madre sola a cargo de Robert y sus 8 hermanos, aparte de 4 medio hermanos.

Cuando Robert tenía 8 años escribió una hermosa composición con el título ‘Leyes para mi cuando sea viejo’, en ella hablaba sobre la riqueza y la pobreza y sobre como quienes podían dar debían hacerlo y estar agradecidos por ello, sin duda deja ver mucho del carácter que inmortalizaría a este hombre.

Robert se interesó por muchas ramas del arte a lo largo de su vida, pero por lo que más se le recuerda y lo que finalmente lo llevaría a formar el escultismo como lo conocemos fue su carrera militar.

Se enlistó en el año 1876, lo que lo llevaría a la India en con el rango de subteniente. Desde un principio destacó por sus habilidades de exploración y rastreo.

Sus métodos eran novedosos y parecían tener éxito, armaba pequeños grupos a cargo de un guía, quienes lograban sus metas recibían insignias para avalar sus logros.

Durante toda su carrera, Robert fue reconocido por su ingenio y astucia, sorteaba situaciones desfavorables organizando a sus tropas de manera astuta, fue entonces cuando comprendió que si a un joven se le encomendaba una tarea este se esforzaría mucho en cumplirla, lo cual más tarde sentaría la base del movimiento scout.

También destacó siempre por su humanidad, por preocuparse de las necesidades del pueblo llano y buscar soluciones y situaciones que apuntarán al bien de la gente común.

A lo largo de su carrera militar, Robert Baden-Powell cosecho muchos éxitos, aparte de ser una persona muy respetada y querida, en consecuencia de todo esto se le otorgó el máximo título de la milicia inglesa de la época, inspector general de caballería.

En 1909, Robert fue nombrado caballero, obteniendo el título de Sir, más tarde el rey Jorge V le entregó el título de nobleza, convirtiéndose en Lord Baden-Powell,

Ya te debe quedar claro que estamos hablando de alguien excepcional, pero aún con todo esto la carrera militar de Robert no sería ni de cerca su mayor logro, su legado va mucho más allá.

Robert Baden-Powell

El origen del movimiento scout

En el año 1896 tuvo lugar una rebelión contra la Compañía Británica de Sudáfrica, la Primera Guerra de la Independencia de Zimbabwe, fue entonces cuando Robert empezó a realizar patrullas de forma regular con Frederick Russell Burnham, quien sería una figura clave para el nacimiento del escultismo.

Frederick era un explorador consagrado, y conocía muchas de las técnicas de supervivencia y rastreo empleadas por los indígenas norte americanos, Robert aprendió de él todo cuanto pudo. Su amistad se prologaría durante toda su vida.

El conjunto de técnicas, tácticas y conocimientos para sobrevivir en el bosque recibían el nombre de woodcraft.

Durante todo el tiempo que compartieron Robert y Frederick fue madurando la idea de un programa de entrenamiento para jóvenes, que les inculcara en el woodcraft, el compañerismo, el trabajo de campo y la auto confianza.

Robert en esa época escribió el libro ‘Aids to Scouting’, cuyo nombre significa ‘Ayudas para el Escultismo’ en español, era un libro destinado al entrenamiento de  funcionarios del ejército, pero su popularidad fue tal que empezó a usarse en escuelas para enseñar a los niños.

Para cuando Robert regresó a Inglaterra ya era una figura reconocida, su obra era muy popular, así como sus hazañas.

Tras comprobar el éxito de su libro Robert empezó a trabajar en uno nuevo, pero esta vez estaría enfocado a los más jóvenes y recopilaría todo cuanto había aprendido de las tribus que conoció durante sus campañas en África y todo lo que había escuchado de las tribus de Norte América por parte de su amigo Frederick.

Escultismo para muchachos, el libro clave de Robert Baden-Powell

Ernest Thompson Seton era un conocedor de las tradiciones de las tribus norteamericanas y del arte de los bosques o woodcraft, él organizaba una asociación de jóvenes basada en estos conocimientos. Robert mantuvo contacto con él y, con su autorización, utilizó algunas de sus ideas.

En 1908 Robert publicó un nuevo libro llamado ‘Escultismo Para Muchachos’, tuvo tal éxito que pronto se formaron asociaciones de jóvenes en toda Inglaterra y también en otros países, la expansión fue increíble. Un año después el libro había sido traducido a 5 idiomas, en la actualidad se encuentra traducido a más de 40 idiomas.

Una de las pruebas críticas del movimiento scout tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial, entonces se creyó que dada la situación de los países bajo conflicto las asociaciones se disolverían, pero contrario a ello los jóvenes scouts se organizaron y dieron su apoyo para muchas tareas de abastecimiento y guarda entre otras, permitiendo que los dirigentes mayores quedaran libres para servir a sus países.

Baden-Powell con jóvenes scouts

El primer campamento scout

En agosto del año 1907 se realizó el primer campamento scout, tuvo lugar en la isla de Brownsea y era una instancia más bien experimental, Robert quería comprobar que tan aplicable era su modelo en la práctica y la vida real.

Los elegidos fueron 20 chicos con edades entre los 12 y 17 años, se organizaron en 4 patrullas, los lobos, los toros, los chorlitos y los cuervos, cada patrulla se identificaba con una cinta, azul, verde, amarilla y roja respectivamente.

Se levantaban a primera hora al sonar de un cuerno, realizaban ejercicios físicos, cocinaban en la intemperie, hacían juegos en equipo, observan la naturaleza, levantaban construcciones con materiales rústicos, realizaban largas caminatas, prendían fogones y aprendían a hacer nudos entre otras actividades.

Por las noches se realizaban reuniones alrededor del fuego, en ellas compartían experiencias. Robert les contaba sobre oportunidades en que alguno de los conocimientos que estaban practicando lo había ayudado en la vida real.

Tras este primer campamento fue claro que el modelo funcionaba y que era una opción para educar a las juventudes de Inglaterra y de cualquier país en que la metodología fuera adoptada.

El lema de los scouts fue “Siempre listo” en inglés “Be Prepared”, que coincide con las iniciales de Baden-Powell.

Para los jóvenes resultaba una actividad formativa, práctica y útil, además de divertida e interesante.

Fogata campamento scout

Actividades en un campamento scout

Las actividades realizadas en un campamento del movimiento scout varían según el contexto, sin embargo, su objetivo será el de desarrollar distintos ámbitos de habilidades de supervivencia en el bosque, trabajo en equipo y auto confianza.

Una buena guía es la estructura de actividades del primer campamento realizado.

1er día – Formación de patrullas y asignación de tareas.

2do día – Tareas relacionadas con el campismo, construcción de refugios, pionerismo, mantener un fuego en la oscuridad y cocinar a la intemperie.

3er día –Tareas de observación, rastrear, memorizar huellas, segur el rastro, deducir, entrenar la vista, trabajar en la oscuridad.

4to día – Artes del bosque o woodcraft, prácticas en la naturaleza, realización de bosquejos, carrera de plantas, observas las estrellas, aprender a acechar.

5to día – Se trabaja la caballerosidad, juegos en equipo.

6to día – Salvamento, se enseñan primeros auxilios y juegos de salvamento.

7mo día – Importancia del patriotismo, tácticas de campo y compartir en el fogón nocturno.

8vo día – Demostración de lo aprendido y clausura del campamento.

Cocina scout

El uniforme scout

Tras el primer campamento experimental realizado, se hizo evidente la necesidad de un código de vestimenta que fuera apto para todas las situaciones a las que se sometía el movimiento scout, que protegiera del clima, rasguños y otras situaciones comunes en las prácticas en el bosque.

Robert Baden-Powell se basó en sus experiencias para diseñar este uniforme, la idea era crear un vestuario económico, sencillo, pero por sobre todo, práctico.

El uniforme scout tradicional guarda mucho parecido con el que Robert adoptó para si mismo durante sus campañas en Sudáfrica, y consiste en:

  • Un sombrero de ala ancha sujeto por una agujeta de zapatos, el sombrero es una excelente protección del sol y la lluvia, la agujeta es muy útil en muchas situaciones
  • Una pañoleta doblada en triángulo con la punta en la espalda. El color de la pañoleta representa a la patrulla, es importante que el uniforme tenga un color o distintivo que identifique la patrulla y grupo al que el scout pertenece, y al ser un elemento distintivo de la patrulla el scout se preocupa de mantenerla limpia y ordenada. La pañoleta también puede ser usada como utensilio para distintas necesidades de ser necesario, por ejemplo, como vendaje
  • La camisa es amplia y se suele arremangar, esto simboliza que un scout está listo para realizar sus tareas
  • Los pantalones cortos brindan libertad de movimiento, son más higiénicos, económicos y prácticos. Si se camina por terreno húmedo no llegan a mojarse
uniforma estadounidense y alemán

Hoy en día el uniforme ha evolucionado para adaptarse a la realidad de distintos lugares y necesidades, se ha variado el material, la forma y los colores.

Un scout orgulloso del movimiento y de su patrulla cuidará su uniforme y apariencia para ser un digno representante de ambas.

El uniforme scout, que hoy es tan reconocido en cualquier parte, pasó a ser un símbolo de unión y fraternidad, pues entre jóvenes que usan el mismo uniforme no existen diferencias ideológicas o sociales.

El primer jamboree

Un jamboree es una gran reunión de scouts, puede ser nacional o internacional, incluso mundial, el término fue elegido por el propio Robert Baden-Powell.

El primer jamboree mundial tuvo lugar en 1920, en Londres. En él se reunieron scouts de 32 países con 18 idiomas distintos, la cifra total era de 8.000 scouts, en este contexto, el 6 de agosto, nuestro héroe Robert Baden-Powell fue nombrado Jefe Scout Mundial.

Este jamboree significó mucho, pues en un periodo de guerras se hizo realidad el sueño de juntas a miembros de muchas naciones en una actividad que llamaba a la paz, la unión y la amistad.

Baden-Powell en el Jamboree de 1942

Robert Baden-Powell fue siempre la figura central del movimiento scout, era saludado y reverenciado allá donde iba. Se mantuvo activo en esta tarea durante toda su vida, viajando constantemente difundiendo el escultismo, en contacto con líderes scouts de todo el mundo y escribiendo numerosas publicaciones sobre el tema.

Robert murió a los 84 años, para entonces ya se había establecido en África con su esposa, en su tumba se puede leer ‘Robert Baden-Powell Jefe Scout del Mundo’, bajo el epitafio está el símbolo de final de pista, como símbolo de una misión cumplida.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *