Pasear en caravana

Pasear en caravana parece ser la solución ideal para quienes quieren acampar con un máximo de comodidad, dejando de lado las carpas y utilizando el automóvil como medio de transporte.

Las caravanas son remolques cerrados equipados como lo estaría una casa, dentro de lo que el espacio y las comodidades permiten, y son remolcadas por un automóvil. También se les conoce como remolques, casas rodantes o vehículos recreacionales.

Existe una variedad de caravana que va integrada con el vehículo, son los llamados motor home o autocaravana.

Se cree que las primeras caravanas, tal como las conocemos aparecieron, en Estados Unidos por el año 1940, como una herramienta utilizada por los surfistas que debían movilizarse constantemente para buscar playas con el clima que les permitieran practicar su deporte. 

En un principio eran tan simples como puede imaginarse, algunas solo cumplían la función de dormitorio, sin embargo, hoy en día es posible encontrar modelos que brindan prácticamente todas las comodidades que hay en una casa, incluyendo baños, cocina, electricidad, habitaciones privadas y cuanto puedas imaginar.

caravana en la playa

Ventajas de una caravana

Las ventajas de las caravanas parecen ser obvias, pero ojo, no todos disfrutarán de ellas, hay quienes simplemente prefieren el acampado tradicional, coincido en que estar en una tienda, con solo una lona separándote del suelo y preocupado de mantener el fuego encendido, es una experiencia natural mucho más inmersiva.

Claro está que pasear en caravana también requiere de ciertas condiciones, para empezar necesitaras un coche, con los costos y tareas que eso incluye, más el precio de la caravana y la necesidad de transitar por caminos que sean aptos tanto para tu auto como para la caravana.

caravana en un prado

Pero ojo, estas restricciones no deciden nada, las caravanas son geniales y te darán posibilidades que normalmente no tendrías como campista tradicional, algunas bastante obvias, de entre todas ellas destacamos algunas.

  • Comodidad: La caravana te dará las comodidades que sería imposible tener en una carpa, camas cómodas para empezar, luz eléctrica, internet, cocina, sala de estar, las posibilidades son muchas, siempre es posible equipar una caravana con algo extra para no extrañar nada de casa. Por otra parte, dejando de lado al conductor (¡lo siento!) todos podrán ir haciendo lo que gusten mientras llegan al destino, esto es una ventaja increíble si viajas con niños, procura llevar algo para que no se aburran o puede que se descontrolen un poco
  • Protección: Todos sabemos que un factor determinante para viajar es el clima, un mal clima puede arruinar hasta el mejor paseo. Si viajas en caravana dejas de estar expuesto, ya no te preocuparas por esa lluvia molesta o ese fuerte viento. Las caravanas además cuentan con aislación para las temperaturas molestas y algunas incluso con aire acondicionado
  • Cambiar de ruta: El clima estaba tan mal que el lugar al que ibas dejó de ser una opción pero no hay problema, con una caravana podrás cambiar de ruta fácilmente, ¡si la playa ya no es opción vayámonos al monte!
  • Equipaje: Si vas a acampar de la forma tradicional siempre estarás limitado con el número de cosas que puedes llevar, pero en una caravana cuentas con un vehículo y motor que llevarán esas cosas por ti, el peso ya no será problema, pero aún deberás fijarte en el espacio
  • Cocinar: Ya no necesitarás hacer una fogata para poder comer, posiblemente la harás igual por diversión para un refrigerio pero no será indispensable. Prácticamente todas las caravanas incluyen una cocina, quizás no puedas cocinar con la misma comodidad que en casa pero créeme, será mucho más fácil que en una fogata
  • Baño: No hay mucho que decir, ¡baño!. Algunas caravanas incluso incluyen duchas y agua caliente
  • Distancia: Contar con una caravana y las comodidades que esto conlleva posiblemente te permitirán viajar más lejos, más aún tomando en cuenta que podrás tomar cómodos descansos y parar a dormir en muchos más lugares sin tener que pensar en montar el campamento o siquiera tener que clavar una estaca

Las ventajas son muchas, pero como dijimos también hay restricciones, y puede que la principal sea el costo. Una caravana te da opciones, muchas y te facilita las tareas del camping tradicional en el que tienes que considerar y planificar muchas cosas, puedes leer más sobre esto en este artículo, donde lo tratamos en detalle.

De todos modos intenta que no se te pase nada por alto, un viaje es un viaje, y como tal requiere de planificación, considera pasar también por esta guía de equipo de supervivencia básico.

caravana nueva

Elegir una caravana

Para elegir una caravana que se adecue a tus necesidades deberás pensar que es lo mínimo que requieres, ten en cuenta también que puedes adaptarla más adelante, por ejemplo, de no incluir un panel solar que brinde electricidad tal vez podrías integrarlo tú mas tarde.

Pensando en esto lo más determinante será el tamaño, asegúrate de elegir un tamaño que se adecue a la cantidad de personas con las que viajas habitualmente, seguramente no querrás tener el espacio mínimo, sino que querrás ir por algo de espacio extra para comodidad.

En cuanto a la compatibilidad con tu vehículo debes establecer una relación lógica entre lo que pesa la caravana y lo que tu coche puede aguantar, más aún pensando que en algún momento querrás incursionar en caminos rurales que exigirán más a tu automóvil.

pasear en caravana

¿Cuánto cuesta una caravana?

Las caravanas son costosas, no podemos negarlo, pero la mayoría estará de acuerdo en que lo valen.

Considera como opción el mercado de caravanas usadas, podrás encontrar las más básicas, de dos espacios, por unos 3000 a 4000 dólares, posiblemente serán antiguas y querrás revisar que estén en buen estado, pero te aseguro que las caravanas con cuidados mínimos envejecen muy bien.

Comprar una caravana usada tiene sus ventajas, sobre todo el precio, si no quieres arriesgarte y descubres que esto no es lo tuyo podrás revenderla prácticamente sin pérdida.

Una caravana nueva y básica tendrá un valor de entre 16000 a 18000 dólares, si no estás del todo seguro posiblemente querrás probar primera con una usada.

Bien, ¿qué te parecen ahora las caravanas?, puede que sean justo lo que necesitas, piénsalo pero no demasiado, te aseguramos que la experiencia es muy grata.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *