Actividades de jardinería para niños

Las actividades de jardinería para niños tiene un gran número de beneficios en su formación y salud, aparte de ser una instancia perfecta para pasar tiempo de calidad con ellos e instruirlos en el trabajo en equipo.

Es importante transmitir a los más pequeños el amor y respeto por la naturaleza, un valor que se ha estado descuidando durante muchos años.

En esta época de contaminación y colapso medio ambiental, lo que enseñemos a las nuevas generaciones será determinante para la ayudar a la conservación del planeta.

Beneficios

La jardinería es una actividad profundamente gratificante y beneficiosa para el espíritu, crear lazos con la naturaleza nos relaja, alimenta y nos da una gran paz y tranquilidad.

La jardinería para niños tiene una serie de beneficios muy valorables en la formación de los niños, aparte de experiencias que no son fáciles de emular en otras actividades, entre todo podemos destacar:

  • Fomenta el trabajo en equipo
  • Enseña el amor por la naturaleza
  • Enseña el proceso de los siclos naturales y conceptos básicos de ciencia natural, siendo un complemento excelente a lo que aprenden en la escuela
  • Puede crear interés por la alimentación saludable, más aún si tienen la posibilidad de probar lo que cultivaron
  • Fomenta la paciencia, al entender que los cultivos requieren tiempo, y la responsabilidad, al comprender la necesidad de cumplir con sus tareas para tener plantas y flores saludables
  • Aumenta su autoestima al ver los resultados que puede alcanzar mediante su esfuerzo
  • Está comprobado que la jardinería ayuda a aliviar el estrés y entrega una sensación de bienestar general
  • Las tareas de jardinería incentivan al ejercicio y la actividad física
  • Y como si todo esto fuera poco, también nos da una excelente oportunidad para pasar tiempo de calidad con ellos
beneficios de la jardinería en niños

Actividades de jardinería para niños

Hacer que los niños tomen parte del cuidado del jardín, nos acompañen y ayuden en nuestras labores es una excelente manera de empezar, pero podemos incentivar aún más su interés mediante simples actividades diseñadas especialmente para ellos.

Tenemos que hacer que las tareas sean divertidas y no un deber o un trámite, o sino lograremos todo lo contrario, desinterés y hasta rechazo por nuestras queridas plantas.

También es importante, sobre todo en los más pequeños que podrían pasarlo por alto, señalar como todo el proceso forma parte de un ciclo, como la misma semilla se transforma en un brote y luego en una planta, la misma que el ayudó a germinar y luego cuidó y regó, debemos asegurarnos de que entiendan ese sentido de continuidad.

Plantar una legumbre

Es una actividad muy común que se lleva a cabo en muchas escuelas, está orientada a niños desde los 2 años y se puede realizar en unos 15 minutos.

Materiales:

  • Un frasco plástico o de vidrio transparente
  • Un puñado de algodón
  • 3 frijoles o 3 lentejas

Actividad:

Se deben introducir las legumbres dentro del algodón, hasta que queden bien cubiertas, luego el algodón es puesto dentro del frasco, en lo posible sin que toque el fondo del mismo, poner atención en esto.

Una vez que todo este en posición humedecer el algodón, es importante mostrar al niño como hacerlo para que en adelante lo haga el, unas dos veces al día, una vez a medio día y una vez antes de ir a dormir, hay que indicarle que regarla es su deber e incentivarlo a que lo haga, así se sentirá responsable hacia ella y a la vez la sentirá propia.

Dentro de dos o tres días las legumbres empezarán a brotar, es el momento de enseñar al niño sobre las partes de la planta de manera básica (raíz, tallo, hoja, fruto), si fue posible dejar que el  algodón no tocara el fondo del frasco será más sencillo ver también las raíces.

Esta actividad enseñara al niño sobre el ciclo de las plantas y su estructura, también sobre responsabilidad y dedicación.

Un cierre perfecto sería el de, una vez que la planta se desarrolle, traspasarlo al patio de su casa, de esta forma podrá integrar el ciclo que observó al de la naturaleza y alcanzar un conocimiento más profundo.

Tener la posibilidad de probar sus propias legumbres también sería muy educativo, fomentando el interés y gusto por la alimentación saludable y el cultivo de sus propios alimentos.

actividad jardinería para niños, legumbres en algodón

Niño cabello de césped

Esta actividad requiere de más ayuda y supervisión, está orientada a niños desde los 5 años y se puede realizar en 30 minutos.

Materiales:

  • Medias de nylon
  • Semillas de pasto o alpiste
  • Tierra de hoja
  • Ojos para decorar
  • Bandas elásticas

Actividad:

Se corta la media de modo que podamos introducir las semillas en ella y luego la tierra, es importante introducir las semillas primero para que queden en un extremo de la media.

Luego la media se anuda formando una bola de tierra, el extremo en que hayan quedado las semillas será la parte por donde crecerá el cabello. Se puede cortar el exceso de media tras cerrar el nudo.

Con las bandas elásticas se pueden dar forma a orejas y nariz, en conjunto con los ojos se le dará a la bola aspecto de cara, puedes usar la imagen de más abajo como referencia para entender todo mucho mejor.

Es importante dejar que el niño arme el rostro para que sienta el trabajo como propio y lo personalice a gusto identificándose con él, ayúdale de ser necesario, pero siempre dejando que él tome la iniciativa.

Una vez que la estructura esté lista es hora de dar un riego moderado, instruye al niño para que aprenda como debe hacerlo y establezcan horarios, unas dos veces al día de forma moderada será suficiente, lo importante es no dejar que la tierra se seque.

En un plazo de dos semanas aproximadamente el césped empezará a brotar en cantidad, una vez alcance unos diez centímetros de altura es seguro podarlo ligeramente, sin abusar para no dañar el césped.

Esta actividad enseña al niño sobre responsabilidad a través de la tarea de riego y sobre paciencia y constancia en la espera del crecimiento del césped.

El plus de poder podar el césped le da más sentido a su creación, así como la posibilidad de personalizarlo a gusto, aprende de esta forma que el cuidado de las plantas es una actividad que se debe mantener en el tiempo.

actividad jardinería para niños, niño cabello de césped

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *