Flores para un mágico jardín lunar

La naturaleza nocturna es increíblemente activa, ya sea el ruido del viento, del agua, las cigarras con sus canciones o las luciérnagas con sus destellos, todo se amplifica y mezcla. Las flores para un mágico jardín lunar complementan esta maravillosa atmósfera y solo mostraran su belleza bajo el esplendor de la luna.

Estas especies con frecuencia poseen agradables y fuertes fragancias, las cuales podrás disfrutar si te animas a plantar algunas en tu patio. También tienen colores que parecen destacar más aún bajo la tenue luz blanquecina de los astros nocturnos y curiosas características que veremos más adelante.

Influencia lunar en las plantas

Muchas personas atribuyen propiedades mágicas a toda la energía que estas flores irradian mientras el resto duerme, la luna las imbuye con sus cualidades, las alimenta y reconforta.

Lo cierto más allá de toda duda es que su belleza no es indiferente a nadie, si tu jardín es hermoso de día ¿porqué no puede serlo de noche?

La luna gira constantemente alrededor de la Tierra reflejando la luz del sol. Su fuerza de gravedad afecta el movimiento de la savia de las plantas, de esta forma la luna influye en los procesos de germinación, poda, fotosíntesis y otros muchos procesos biológicos.

Por lo mismo muchos amantes de los jardines guían sus actividades guiados por un calendario lunar, próximamente haré una entrada sobre ello, pero de momento veamos que especies pueden dar vida a tu jardín lunar.

La dama de la noche

Esta flor es sumamente peculiar, también se le conoce como galán de noche, proviene de regiones tropicales, por lo que agradece bastante sol, pero a periodos cortos, y no resiste bien el frío.

De recibir el sol adecuado durante primavera y verano, estará preparada para desplegar sus hermosas hojas blancas en una flor de gran diámetro, que muchas veces se usa como ornamento, pero que dura solo una noche, así es, su floración ocurrirá durante la noche y sus hojas caerán al amanecer.

Es una planta muy utilizada en jardines aromáticos, pues libera un potente aroma que destaca por sobre el de las otras flores, siendo claramente distinguible incluso a cierta distancia.

Una cosa a tener en cuenta es que, contrario a lo que creeríamos con tan solo verla, es una planta con alta toxicidad, si tienes mascotas o pequeños en casa procura que no la prueben. 

Dondiego de noche

flor Don diego de la noche, empieza un mágico jardín lunar

Esta flor puede aportar una amplia variedad de colores a tu jardín durante las noches, destacando por sobre sus amigas blancas. Incluso pueden existir flores de distintos colores en la misma planta o flores que durante su vida pasen por distintas tonalidades, ya te había dicho que las flores nocturnas eran bastante especiales.

Sus flores permanecen abiertas incluso tras varias horas de oscuridad, liberando un agradable y dulce aroma que inundará tu jardín. Por lo general se cierran muy avanzada la madrugada pero algunas resisten hasta el mediodía.

Se adapta con facilidad a condiciones difíciles, con lo cual se ha expandido por todas las regiones tropicales y templadas del planeta. Si el clima es muy dura mueren con las primeras heladas, pero solo para reaparecer cuando la estación fría se vaya.

Se propaga rápidamente y se utiliza con frecuencia por su belleza y fragancia.

Trompeta de ángel

trompeta de ángel, flores para un mágico jardín lunar

Es una planta que se da en climas húmedos con días cálidos y noches frescas. Es originaria de Sudamérica y puede llegar hasta los 5 metros en plenitud.

Se reproduce mediante semillas, las que una ves germinan crecen con rapidez, sus flores blancas y acampanadas, de ahí su nombre, pueden llegar a medir unos 30 centímetros y, como todas nuestras plantas del jardín lunar, sólo se abren durante la noche a la luz de la luna, liberando un agradable aroma, y se cierran nuevamente cuando reciben la luz del sol.

Agradece la luz abundante, aunque no resiste bien las temperaturas altas. Si la planta está recibiendo todos los nutrientes necesarios puede mantenerse en floración durante casi todo el año.

Esta planta también posee niveles de toxicidad considerables, sobre todo en sus semillas, así que atentos con los niños y mascotas.

Ipomea alba

La ipomea alba es una liana que alcanza hasta 30 metros de longitud, posee hermosas flores blancas o rosas de hasta 15 centímetros, que forman la apariencia de una estrella delgada cuando se mira la flor desde arriba.

Sus flores emiten una agradable fragancia que se libera cuando se abren al atardecer y hasta la salida del sol, momento en que vuelven a resguardarse.

Es originaria de las regiones tropicales y sub tropicales de América.

Se cultiva como flor anual, debido a su rápido crecimiento. Su reproducción es mediante semillas, las que requieren de mucha agua para germinar. No resiste bien los periodos fríos.

La ipomea alba tiene una utilidad más allá de su belleza y olor, hay registros que indican que en la antigüedad las civilizaciones de mesoamericana utilizaban el azufre de esta planta para procesar el látex del árbol del caucho y hacer pelotas de goma para motivos recreativos.

Matthiola longipetala

Conocida como evening stock en América del Norte, de donde es originaria. Esta alegre flor con 4 grandes pétalos alcanza tonalidades entre el morado y el blanco, las cuales se abren durante la noche para liberar su agradable aroma, principal motivo por el cual se cultiva.

Se les planta a finales del invierno, cuando ya no hay heladas, de esta forma florecen a principios del verano y si se les riega bien floraran durante toda la temporada cálida.

Crecen bien en condiciones de sol fresco, pero sus pétalos se marchitan si se exponen a altas temperaturas, pueden soportar bien el frío.

Se suelen plantar varios especímenes juntos para que crezcan en una mata densa.

Cada una de estas flores tiene características que parecen mágicas, la luz de la luna y la brisa nocturna les permiten emitir agradables aromas los cuales podemos disfrutar.

Su pálida belleza puede dar una nueva vida a tu jardín, una que posiblemente no habías pensado en buscar, pues no todas las flores despliegan su belleza bajo el sol, muchas prefieren hacerlo de noche, cuando el aire es más fresco, la luz más tenue y la naturaleza parece estar llena de paz.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *