Cultivo y propiedades del ginseng

El ginseng, o como se le conoce en China, ren shen, es la hierba china más conocida a través del mundo. Las propiedades del ginseng han sido tan reconocidas y codiciadas a lo largo de los años que en el pasado incluso se hicieron guerras para adueñarse de los territorios en que crecía de forma salvaje.

El ginseng llegó a Europa en el siglo IX, posiblemente como parte del comercio y migración árabes, sin embargo sus propiedades no serían estudiadas en profundidad en occidente hasta el siglo XVIII.

Ginseng es la denominación general que se le da a numerosas plantas del género panax u otras que tienen efectos parecidos, pero la que recibió este nombre originalmente fue la panax ginseng.

raíces de ginseng, propiedades del ginseng

La planta del ginseng alcanza hasta 1 metro de altura, tiene pequeños grupos de flores de color amarillo, la parte utilizada comúnmente para extraer sus propiedades en la raíz, la cual es gruesa y carnosa, una curiosidad es que. al igual que ocurre en otras especies, la raíz desarrollada puede asemejar una forma humanoide, talvez por ello se le dió el nombre ren shen, que significa raíz del hombre, y se ha creado cierto misticismo en torno a ella.

Se cree que mientras más madura sea la raíz más se acentúan sus propiedades terapéuticas.

Cultivo del ginseng

Su origen se encuentra en algún punto del noroeste de China, hoy en día, sin embargo, es muy difícil encontrarla en estado natural.

Su cultivo es más bien difícil y requiere de habilidad, se reproduce a través de semillas, las que deberían ser plantadas en primavera, para crecer necesita un suelo rico en nutrientes y que además tenga un buen drenado. Los climas en que se adapta son fríos.

La planta demora mucho tiempo en madurar, aproximadamente un año en germinar y otros 4 en florecer, un indicador de la madurez de la planta son las puntas que desarrolla, una planta madura debería tener al menos 4. Todo esto explica en parte porqué ya no es fácil encontrarla en forma silvestre, ya que su explotación fue demasiada como para darle tiempo de recuperarse.

Las raíces deben ser lavadas y cocidas al vapor antes de secarse para su posterior uso, esto se debe hacer en otoño. También se puede masticar la raíz para obtener las propiedades del ginseng o utilizarla en preparaciones gastronómicas como el té de ginseng, el cual ha ganado mucho reconocimiento en la última década.

cultivo del ginseng

Componentes del ginseng

  • Acetilénicos
  • Aminoácidos
  • Aceites esenciales
  • Ginsenosidas
  • Panaxanos
  • Saponinas
  • Sesquiterpenos
  • Vitamina B y C

Propiedades del ginseng

  • Adaptógeno
  • Tónico
plantas medicinales chinas, entre ella el ginseng

Usos del ginseng

El ginseng ha sido estudiado en profundidad durante los últimos 30 años en varios países de Asia, esto ha ayudado a confirmar y descubrir nuevas propiedades ocultas en esta curiosa planta.

Entre la multitud de efectos positivos que tiene sobre el organismo se encuentran los siguientes:

  • Debido a sus propiedades adaptógenas, el consumo de la raíz de ginseng ayuda a aliviar el estrés, el frío y la fatiga
  • Mejora el funcionamiento del hígado y la función inmunológica en general
  • Sus propiedades adaptógenas hacen que sus efectos varíen de acuerdo al metabolismo que lo consuma, esto lo hace ser una planta muy curiosa, por ejemplo, si los jóvenes la consumen tendrá un efecto vigorizante y afrodisíaco, pero si la consumen los ancianos tendrá un efecto relajante y sedante, como vez, las propiedades del ginseng son muy especiales
  • En la China tradicional se le usaba para sobrellevar el estrés físico de los inviernos duros
  • En occidente se le atribuyó al ginseng la propiedad de alargar la vida, sin duda debido a todos los beneficios que hemos nombrado hasta aquí
  • Es común consumir el ginseng en forma de té o sopa, para la última basta con agregar 1 gramo de raíz seca a una sopa ya preparada, se recomienda consumir diariamente
  • Se comercializan en tiendas de medicina natural las cápsulas de ginseng, una capsula diaria de 500 miligramos ayudará a aliviar el agotamiento nervioso y el estrés en general
  • El té de ginseng se ha hecho muy popular en la última década, para prepararlo basta con preparar una infusión utilizando rebanadas de la raíz, si necesitas ayuda para prepararla consulta en este enlace
  • Las propiedades del ginseng son muchas, pero también tiende a subir la presión sanguínea, por este motivo no es recomendable su uso por parte de mujeres embarazas, por personas con tensión alta o que consuman café habitualmente, su consumo no debería extenderse por más de 6 semanas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *